viernes, 16 de octubre de 2015

Carmen de Burgos Seguí

Periodista, Escritora, traductora, pedagoga y activista. Firmó muchas de sus obras con el pseudónimo Colombine. Educada en su ciudad natal, tras casarse y ser madre de una hija cursó estudios de Magisterio. En 1901 consiguió por oposición un puesto docente como profesora de la Escuela Normal, con destino en Guadalajara, adonde se trasladó sin la compañía de su esposo, del que se había separado. A partir de entonces empezó a darse a conocer como articulista. Ya consagrada a su labor periodística, se instaló en Madrid; defendió los derechos de las mujeres y manifestó su postura en favor del divorcio y del voto femenino, y llegó a presidir la Liga Internacional de Mujeres Ibéricas e Hispanoamericanas. De ideología krausista, se interesó por la educación infantil y los derechos del niño; militó contra la pena de muerte y defendió la comunidad sefardita internacional, empeño que le llevó a crear la Alianza Hispano-Israelí.

Con la llegada de la república se intensificó su espíritu combativo; el día 9 de octubre de 1932, cuando arengaba a los compañeros de la agrupación política a la que pertenecía (el Círculo Radical Socialista), cayó fulminada por un ataque cardíaco. Desde el punto de vista literario, Carmen de Burgos destacó sobre todo como excelente cuentista: El tesoro del Castillo (1907), Senderos de vida (1908), El hombre Negro (1916), La mejor Film (1918), Los negociantes de la Puerta del Sol (1919), El "Misericordia" (1927), Vida y milagro del pícaro Andresillo Pérez (1930), Cuando la ley lo manda (1932). Recopiló muchas de sus narraciones breves en varios volúmenes conjuntos, como Cuentos de Colombine (1908), Ellas y ellos o ellos y ellas (1917), Los Anticuarios y Mis mejores cuentos (1923).

No hay comentarios:

Publicar un comentario